Tema central – Programa Rutas Competitivas

Colombia viene experimentando un “boom” en materia de iniciativas que buscan incrementar la competitividad de clusters y apuestas productivas desde el nivel local. Una parte importante de este “boom” se debe al Programa Rutas Competitivas que desde el año 2012 viene implementando Innpulsa Colombia, a través del cual se viene apoyando el desarrollo de 36 iniciativas cluster en 18 departamentos del país –dos iniciativas por departamento[1] .

Según la información consignada en el mapa de la Red Cluster Colombia, los sectores que hasta el momento predominan bajo el Programa Rutas Competitivas son el Agropecuario y Agroindustrial con 15 iniciativas, el de Turismo con 9 y el de Manufacturas con 5. Más allá de los sectores sobre los cuales se están trabajando estas iniciativas, el objetivo ulterior de este programa es crear capacidades locales en el diseño e implementación de este tipo de agendas. Esto en la medida en que –hasta antes de este programa– el país no contaba con una masa crítica de técnicos que pudieran adelantar este tipo de trabajos en las diferentes regiones.

Los 18 departamentos del país en los que se lleva a cabo este programa están distribuidos en tres grupos. El grupo 1 está conformado por los departamentos de Norte de Santander, Santander, Magdalena, Atlántico, Bolívar y Cesar. El grupo 2 por Huila, Tolima, Nariño, Cauca, Risaralda y Quindío. El grupo 3 por los departamentos de Boyacá, Casanare, Meta, Arauca, Valle del Cauca y Antioquia. De acuerdo con el cronograma, los departamentos de los primeros dos grupos están próximos a culminar sus dos rutas, mientras que aquellos del grupo 3 se encuentran culminando su primera ruta e iniciando la segunda.

La metodología que están trabajando los equipos locales está basada en el concepto de “learning by doing”. De esta manera, cada Ruta Competitiva es una iniciativa de intervención de cluster con un tiempo de acompañamiento de 9 meses. Se estima que al final del programa sean más de 100 los expertos que estén recibiendo esta transferencia metodológica.

Cada equipo local debe transitar por tres fases a lo largo del diseño de cada ruta. Una primera fase en la que se identifican los desafíos o cuellos de botella que limitan la productividad del cluster. Una segunda fase en la que se exploran opciones estratégicas de hacia dónde debe moverse el cluster. Y una tercera en la que se definen líneas de acción que conlleven al abordaje de obstáculos y a la consecución de la visión estratégica seleccionada. Estas tres fases se ven traducidas en un plan de acción con acciones concretas para mejorar la competitividad de las empresas y lograr un mayor éxito para enfrentar los retos actuales y futuros.

Quienes han participado activamente en estas iniciativas reconocen que el reto de sacarlas adelante es enorme y que garantizar la efectividad y sostenibilidad de estos ejercicios no es tarea fácil. Entre los desafíos más importantes que se han evidenciado hasta el momento, están la efectiva articulación de actores públicos y privados del nivel nacional y local y la capacidad de retener a los equipos locales para que se garantice la continuidad de los procesos.

El Programa Rutas Competitivas es un gran paso del país en materia de competitividad. Con esta primera tanda de iniciativas el país ya tendrá la capacidad de replicar en otros sectores y en otras regiones este tipo de ejercicios. El país avanzará mucho más rápido en su proceso de transformación productiva una vez pueda estar replicando este tipo de trabajo en todos los departamentos y en varios clusters a la vez.

[1] Para ver un mayor detalle de las Rutas Competitivas, así como de otras iniciativas cluster y/o apuestas productivas vigentes en el país, los invitamos a visitar el Mapa de Clusters en Colombia de la Red Cluster Colombia.

Red Cluster Colombia